Cómo hacer un trofeo para ti mismo

Mucha gente no entiende lo importante que es tener trofeos personales de fitness. No se trata sólo de presumir y de mostrar tus logros, sino que es una forma de controlar tu progreso. Si estás leyendo esto, probablemente tengas algunas cosas en común con la mayoría de la gente: te gusta hacer ejercicio y te lo tomas en serio. De hecho, según el American Council on Exercise, el 67% de los estadounidenses son activos este año. Sin embargo, muchas personas abandonan demasiado pronto después de empezar o les resulta difícil mantener sus entrenamientos a lo largo del tiempo. Ahí es donde un trofeo físico puede ayudar. Un equipo personal que mida tu nivel de forma física puede servirte de motivación y hacer un seguimiento de tus progresos. Aquí tienes 5 consejos para hacerte uno:

No tengas miedo de pedir ayuda

Si estás leyendo esto, probablemente tengas algunas cosas en común con la mayoría de la gente: te encanta hacer ejercicio y te lo tomas en serio. De hecho, según el American Council on Exercise, el 67% de los estadounidenses son activos este año. Sin embargo, mucha gente lo deja demasiado pronto después de empezar o le resulta difícil mantener sus entrenamientos a lo largo del tiempo. Ahí es donde un trofeo de fitness puede ayudar. Un equipo personal que mida tu nivel de forma física puede servirte de motivación y hacer un seguimiento de tus progresos. Aquí tienes 5 consejos para conseguir uno:

Empezar poco a poco

Para hacerte un trofeo físico, no hace falta que rompas la hucha. Una simple placa o un cuenco de fruta sería estupendo. Puedes decorarlo con fotos, citas inspiradoras sobre el entrenamiento y tu nombre si lo deseas. Incluso puedes comprar una en tu gimnasio local. Son útiles para mostrar tus progresos y recordarte que estás haciendo ejercicio.

Haz tu propio equipo

No puedes comprar trofeos de fitness, pero puedes hacer los tuyos propios. Una buena manera de hacerlo es utilizar las herramientas online gratuitas que ofrece FitnessFirst. Una vez que hayas diseñado tu trofeo, recórtalo y fíjalo con cinta adhesiva a un cuenco o a algún otro objeto pesado. Si quieres ir más allá, puedes utilizar una herramienta de diseño electrónico para crear un modelo en 3D que puedes imprimir y pegar en el centro de tu cuenco. También puedes utilizar un trozo de madera para apoyar los pies o golpear la cabeza si quieres ser creativo. Las posibilidades son infinitas.

Haz fotos

Cuando estás empezando, es posible que no puedas hacerte fotos para mostrar tus progresos. No pasa nada. No hace falta que las subas a las redes sociales todavía. En su lugar, hazte fotos sin ropa. Puedes intentar captar tu forma y tus músculos, pero es más importante que muestres tu piel.

Hazte un regalo

Si estás luchando por un objetivo de fitness, es fácil sentir que necesitas comprarte un regalo para mostrar tu agradecimiento. Sin embargo, no tiene por qué ser exagerado. Un simple regalo de gratitud sería suficiente. En su lugar, considere la posibilidad de hacerse un regalo a sí mismo. Algo que le guste y que vaya a utilizar con regularidad sería un regalo perfecto. Algo pequeño y poco costoso será suficiente. También puedes recibir regalos como parte de tu intercambio de regalos de trofeos de fitness.

Conclusión

Si estás en medio de un viaje de fitness y quieres pasar al siguiente nivel, un trofeo de fitness es una forma estupenda de medir el progreso y motivarte para seguir comprometido con tu entrenamiento. Pueden servir de inspiración para volver al gimnasio o de recordatorio de que aún no has llegado a ese punto y debes seguir trabajando para alcanzar tus objetivos de fitness. Un gran trofeo de fitness debe ser a la vez funcional y decorativo. Puedes encontrar muchos ejemplos de trofeos de fitness en Internet, pero también puedes hacer los tuyos propios. Lo ideal sería un cuenco o una placa decorativa, pero puedes utilizar un cuenco o una placa normal como base.

No tengas miedo de pedir ayuda

Si estás leyendo esto, probablemente tengas algunas cosas en común con la mayoría de la gente: te encanta hacer ejercicio y te lo tomas en serio. De hecho, según el American Council on Exercise, el 67% de los estadounidenses son activos este año. Sin embargo, mucha gente lo deja demasiado pronto después de empezar o le resulta difícil mantener sus entrenamientos a lo largo del tiempo. Ahí es donde un trofeo de fitness puede ayudar. Un equipo personal que mida tu nivel de forma física puede servirte de motivación y hacer un seguimiento de tus progresos. Aquí tienes 5 consejos para conseguir uno:

Empezar poco a poco

Para hacerte un trofeo físico, no hace falta que rompas la hucha. Una simple placa o un cuenco de fruta sería estupendo. Puedes decorarlo con fotos, citas de inspiración para el entrenamiento y tu nombre si lo deseas. Incluso puedes comprar una en tu gimnasio local. Son útiles para mostrar tus progresos y recordarte que estás haciendo ejercicio.

Haz tu propio equipo

No puedes comprar trofeos de fitness, pero puedes hacer los tuyos propios. Una buena manera de hacerlo es utilizar las herramientas online gratuitas que ofrece FitnessFirst. Una vez que hayas diseñado tu trofeo, recórtalo y fíjalo con cinta adhesiva a un cuenco o a algún otro objeto pesado. Si quieres ir más allá, puedes utilizar una herramienta de diseño electrónico para crear un modelo en 3D que puedes imprimir y pegar en el centro de tu cuenco. También puedes utilizar un trozo de madera para apoyar los pies o golpear la cabeza si quieres ser creativo. Las posibilidades son infinitas.

Haz fotos

Cuando estás empezando, es posible que no puedas hacerte fotos para mostrar tus progresos. No pasa nada. No hace falta que las subas a las redes sociales todavía. En su lugar, hazte fotos sin ropa. Puedes intentar captar tu forma y tus músculos, pero es más importante que muestres tu piel.

Hazte un regalo

Si estás luchando por un objetivo de fitness, es fácil sentir que necesitas comprarte un regalo para mostrar tu agradecimiento. Sin embargo, no tiene por qué ser exagerado. Un simple regalo de gratitud sería suficiente. En su lugar, considere la posibilidad de hacerse un regalo a sí mismo. Algo que le guste y que vaya a utilizar con regularidad sería un regalo perfecto. Algo pequeño y poco costoso será suficiente. También puedes recibir regalos como parte de tu intercambio de regalos de trofeos de fitness.

Conclusión

Si estás en medio de un viaje de fitness y quieres pasar al siguiente nivel, un trofeo de fitness es una forma estupenda de medir el progreso y motivarte para seguir comprometido con tu entrenamiento. Pueden utilizarse como inspiración para volver al gimnasio o como recordatorio de que aún no has llegado a ese punto y debes seguir trabajando para alcanzar tus objetivos de fitness.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.